Decisión de vida

Mi vida es única y hoy decido seguir aprendiendo de ella; decido disfrutar el presente, pensar en grande para alcanzar mis metas y sueños. Mi desición es inspirarte para que alcances tus propias metas y sueños; inspirarte para que descubras que, centrado en tu corazón, puedes alcanzar todo lo que deseas; inspirarte para despertar la autenticidad que vive en ti, para que brilles e ilumines a quienes están a tú alrededor.

Mírate al espejo y ve a qué le pones atención. Yo tengo la certeza de que mi avance y mi crecimiento requieren atención en tres áreas: la salud, el aprendizaje y la acción.

Detente un momento y pregúntate: ¿a qué áreas les pones atención?, ¿qué quieres para ti?, ¿quién eres hoy? 

Caminar haciendo camino

Siempre hay una forma de avanzar, una manera de caminar hacia donde decidimos hacerlo. Nuestro mundo, lleno de progreso, ofrece infinidad de oportunidades para llevar a cabo acciones espectaculares y lograr cosas asombrosas. Estos nuevos horizontes por caminar van de la mano de enormes retos. Por ello, concuerdo con los líderes del pensamiento y sus reflexiones sobre la importancia del rol de la familia y el papel de los jóvenes en el futuro de nuestra sociedad, así como con la importancia de que la fe y el coraje formen parte de nuestra esencia.

Es por ello que, recientmente y con gran orgullo, impartí en la Maestría de Negocios del IPADE, la mejor escuela de negocios en México, mi taller #Dalamejorversióndeti. La vivencia, igual que en el pasado, ha sido el gozo del aprendizaje y el entusiasmo al compartir mis perspectivas. Al tener experiencias que me maravillan con gente valiosa que está dispuesta a hacer la diferencia, encuentro la fuerza de la inspiración que me impulsa a avanzar.

¿Cómo es tu avance? ¿Cómo decides avanzar? ¿En qué área centras tus acciones?

Una mirada hacia adentro

La sociedad actual experimenta una crisis de significación con respecto a conceptos fundamentales, como qué es la felicidad y cómo se obtiene, así como el sentido de lo que hacemos, de la vida misma. Se trata de una crisis de valores y principios. Desigualdad, egocentrismo, corrupción, inseguridad, violencia, terrorismo, serios problemas ambientales y de adicciones, impunidad, retos en las familias y separaciones, describen una buena parte del mundo de hoy. Las preguntas en este punto son:

¿Qué puedo hacer para modificar esta realidad? ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Esto nos lleva a cuestionarnos, ¿cuál es nuestro propósito?

Mi respuesta se relaciona con la necesidad de elevar el nivel de conciencia, de responsabilidad, de generación de buenas intenciones, y llevar todo esto y más, a la acción, para provocar una cadena de cambios positivos a todos niveles.

El ejercicio de ver hacia dentro, de ver lo que somos hoy como individuos y como sociedad es fundamento para nuestro avance. Nuestra identidad, individual y colectiva, se basa, en general, en el paradigma de dar y recibir, más que en el de dar y ser. Esta identidad superficial de la actualidad nos brinda elreto de trabajar en cada uno de nosotros para la transformación.

Aprovechar la tecnología

La tecnología juega un papel fundamental en el mundo, pues ella determina, en gran medida, la manera en que vivimos y trabajamos, tanto en el aspecto positivo como en el negativo. La parte negativa se nos presenta como un distractor.

Un norteamericano pasa en promedio 13.5 años de su vida frente al televisor. Esto sin contar el tiempo que pasa utilizando redes sociales. La cifra en América Latina no ha de ser muy diferente.

¿Cómo podrías emplear tu tiempo productivamente para hacer algo de beneficio en esos 13.5 años de tu vida?

Aprovechemos los avances tecnológicos y trabajemos en la disciplina de los buenos hábitos que nos llevarán a desarrollarnos de una manera constructiva.

Propósitos claros, avances certeros

La gran mayoría de las organizaciones que he visitado, están prospectando o viviendo un gran proceso de cambio y transformación. Sin excepción de la rama de la industria a la que pertenezcan, se declaran en dicha necesidad, para la evolución de su cultura, para obtener nuevos modelos de negocios o más tecnología. Es impresionante ver cómo modelos de negocios tipo Uber están creando un nuevo mundo de posibilidades. Esta es la expresión de la gran necesidad de hacer cosas nuevas y diferentes.

Desde mi perspectiva, muy pocas organizaciones se están cuestionando por qué están haciendo lo que hacen, cuál es su propósito. Concuerdo en este punto con lo aseverado en el libro Fully Charged, que menciona que cuando la gente encuentra un significado en lo que hace, su compromiso crece hasta en un 250%. Aún si el porcentaje parece alto, es cierto que cuando estamos enganchados con nuestro propósito, con nuestra misión, con un significado, damos lo mejor de nosotros mismos.

¿Tienes claro tu propósito? ¿Reconoces tu misión? ¿Das lo mejor de ti en cada momento?

Significado en la acción

Existe una gran presión en las organizaciones por alcanzar cifras que reflejen productividad; están más enfocadas en el qué y el cómo, ya que los resultados financieros es lo que más apremia. Dada mi experiencia en el mundo corporativo, entiendo dicha postura. El punto medular aquí es cómo combinar el dar significado a nuestras acciones y alcanzar nuestras metas.

Por otra parte, las organizaciones claman que la gente es su principal activo. En algunas de ellas se crean programas de calidad para poyar el crecimiento y el desarrollo. Sin embargo, la falta de congruencia entre la teoría y la práctica, o la inexistencia de dichos programas crea un hueco importante. Asimismo, muchas empresas se están cuestionando sus estrategias de retención y reclutamiento.

Aplaudo a las organizaciones que están trabajando en reconstruir de fondo su propuesta de valor hacia los empleados, pues esto es una gran necesidad.

¿Eres capaz de aportar algo los que están a tu alrededor? ¿Tomas acción para mejorar cualquier cosa en tu entorno?, ¿en tu trabajo?

Identificando el potencial

Existe un gran cuestionamiento de cómo atraer al mejor talento y en cómo saber a quiénes se debe promover a las posiciones de liderazgo de la organización. Esto es determinante para el desarrollo; leer el potencial de las personas es algo fundamental.

Es por ello que he estado trabajando con Capaxia, un startup basado en Londres, donde nos apasiona leer ese potencial personal y ayudar a brindar más oportunidades, así como acortar ciclos de proceso de reclutamiento, apoyar el desarrollo y crecimiento de los individuos, romper prejuicios y ayudar a crear ambientes más diversos e incluyentes en la sociedad.

¿Conoces quién eres y qué quieres? ¿Sabes que habilidades puedes desarrollar? ¿Reconoces que potencial tienes?

Lidiando con el estrés

Sin duda, el estrés y la ansiedad son un mal de la sociedad moderna. Cuando existen altos niveles de ambos, es muy difícil disfrutar del regalo más maravilloso que tenemos: el presente.

Es sorprendente percibir los nieveles de estrés y ansiedad de las personas, sin importar el rubro de la organización o la función que se desempeña. Es importante tomar acción, a nivel personal y organizacional.

¿Qué estás haciendo para minimizar tus niveles de estrés y ansiedad? ¿Cómo te manejas?

A grandes rasgos y simplificando lo que comparto en mis talleres, el arte está en poder ver el pasado con una nostalgia positiva, con cariño; ver el futuro con una expectativa positiva, con ilusión, con grandeza, y vivir el presente disfrutándolo, tomando control y acción en nuestras vidas. 

Toma tus espacios para conectar contigo, medita, muévete, ejercítate, toma agua, oxigénate, haz deporte, come y duerme bien, rodéate de gente buena, ten pensamientos positivos. El sentido común no es la práctica común. Practica ladisciplina y la acción.

Viviendo en la unidad

La vida moderna nos exige vivir con unidad, se requiere que volvamos a lo básico, vivir con valores, principios y creencias que nos muevan positivamente hacia adelante como individuos, como sociedad.

¿Tienes claros tus valores?, ¿tus principios? ¿Los estás viviendo plenamente?

Dentro de este gran contexto y, como lo dijo Victor Frankl, lo único que nadie nos puede arrebatar es nuestra actitud, ya que nosotros la controlamos. Si queremos cambiar el cambio depende de nosotros. Una vez que decimos cambiar los siguiente pasos son el compromiso y la acción.

¿Qué resultados buscas para ti? ¿Quieres liberarte del estrés, la ansiedad, la frustración, la culpa y el resentimiento? La decisión está en ti.

Lo que el mundo necesita

Hay una forma de vivir abrazando los retos, aprendiendo a aceptar las críticas de los demás sin sentirte ofendido. Puedes vivir con más vitalidad, con mayor valentía y claridad, más enfocado en lo importante, viviendo con significado. Para esto se requiere de intención, disciplina y acción. Estoy seguro de que esto es posible, porque he caminado ese camino. ¿Tienes tú esa certeza de que es posible?

Dentro de este gran contexto que vivimos, ¿cómo eliges vivir tu vida?

Hoy se necesitan líderes de la Nueva Era, dispuestos a transformarse para ser la mejor versión de sí mismos, porque de esa manera podrán brindar eso que son a su familia, en su trabajo y a la sociedad. El mundo lo requiere; es momento de dar, momento de ser.

#Dalamejoversióndeti.

Beto